lunes, 31 de octubre de 2016

Muerte a la mexicana

La filosofía del mexicano respecto a la muerte se manifiesta en su cotidianidad desde sus frases y refranes.

OCTUBRE 28, 2016
No para siempre en la tierra… sólo un poco aquí
Nezahualcóyotl
La muerte es un lugar al que todos nos dirigimos, ese destino inexorablemente compartido. Como sabemos, en México la relación con la muerte es especial, en buena medida por la herencia de la cosmovisión prehispánica. Los antiguos mexicanos rendían culto a la muerte, convivían con ella de forma ritual y cotidiana, invocaban a sus muertos en distintos momentos y les les ofrecían alimentos que habían sido de su gusto en vida.
Hoy esta costumbre se conserva con el Día de Muertos. Pero más allá de esta celebración, muestra infalible de la relación del mexicano con la muerte, está también la sabiduría, y la picardía nihilista, condensada en frases y refranes sobre la muerte. En México a la muerte se le “normaliza”, y en ocasiones se encubre con algo de humor, acaso porque es tan normal como la vida misma.
La muerte es vida, al menos cuando se trata de refranes sobre la muerte que viven cotidianamente entre nosotros: 
¿Por qué tener la muerte? Si mientras existimos, ella no existe y cuando existe la muerte, entonces, no existimos nosotros.
Los muertos al cajón y los vivos al fiestón
Entre flores nos reciben y entre ellas nos despiden
Antes muerta que sencilla.
La muerte está tan segura de alcanzarnos que nos da toda una vida de ventaja
Cuando te toca, aunque te quites… y cuando no, aunque te pongas
El muerto al pozo y el vivo al gozo
De gordos y glotones están llenos los panteones
Buen amor y buena muerte, no hay mejor suerte
Cuando vivía el infeliz ¡Ya que se muera! Y hoy que está en el veliz ¡Ay, qué bueno era!
Si me han de matar mañana, que me maten de una vez
Mejor que digan que aquí corrio, que aquí murió
No andaba muerto, andaba de parranda
Matrimonio y mortaja, del cielo bajan.
El matrimonio es la vida o la muerte; no hay término medio
El que por su gusto muere hasta la muerte le sabe
Mujeres juntas solo difuntas
Poco veneno no mata
Vale más un cobarde en casa, que un valiente en el cementerio
Al vivo todo le falta y al muerto todo le sobra
De pendejo me muero este año
Se lo llevó la huesuda
El asno sólo en la muerte halla descanso: anónimo
Lo que mata no es la muerte, sino la mala suerte: anónimo
Ya se lo llevó la flaca
Ya colgó los tenis
Ya chupó faros
Ya estiró la pata
El que a hierro mata, a hierro muere
Uno propone, dios dispone, llega la muerte y todo lo descompone
A mí que ni me cuelguen ese muertito
El muerto y el arrimado a los tres días apestan
El miedo no anda en burro
Muerto el perro, se acabó la rabia
En este mundo matraca de morir nadie se escapa
Muerto el ahijado, se acabó el compadrazgo
Cayendo el muerto y soltando el llanto
El pez por la boca muere
Como dijo el payaso en su lecho de muerte… me voy, ¡no los entretengo más!
Los cobardes mueren muchas veces los valientes solo una
Caite cadaver
Al muerto y al consorte, a los tres días no hay quien los soporte
Todo hombre muere, no todo hombre vive
Más vale un minuto tarde que un minuto de silencio
Lo que no mata, te fortalece”.
No puedo ser el muerto y echarme la tierra encima
Donde se queja el muerto, es que ahí está el oro
Nadie sale vivo de esta vida
*Si conoces más refranes o frases, compártelas con nosotros y los lectores en los comentarios. 

No hay comentarios: