martes, 20 de enero de 2009

¿Cómo puede ser que la vida se termine?


Fascinados con la muerte

¿Es verdad que le tememos a la muerte, o en verdad nos fascina?Si nos fijamos, la muerte es el tema excluyente de todos los medios. ¿Qué noticias llenan la televisión y las radios? Muertes, muertos, accidentes y crímenes ¿Cual es el tema central de todos los diarios del mundo? Se la pasan contando muertes. Es más: aunque haya habido una situación de riesgo o un choque, si no hay muertes, no hay noticia.Vas al videoclub y las películas más pedidas son las que llevan la palabra “ muerte “ en la caja : “ Arma Mortal I, II y III” , “La muerte le sienta bien”, “ La muerte de un viajante” , “ Muerte al amanecer” , “El regreso de lo muertos vivos”…
¿ Quien dijo qué no nos gusta? ¡La muerte nos atrapa e intriga!
¿Por qué la muerte es la noticia central? ¡Porque nos asombramos muchísimo de que la gente deje de existir de pronto! ¡Nos parece rarísimo morir! ¿ No es raro, de golpe , no existir más? Claro que es raro. Estamos acá disfrutando de los cinco sentidos, tratando de comer cosas ricas que no nos revienten el hígado, de decorar nuestra casa con colores que combinen, de comprarnos zapatos cómodos con hebillita plateada…y de golpe…¡paf! No existes más.Un perro no tiene este problema, porque los perros se creen eternos. Por eso hace 100.000 años que sólo saben ladrar. Los gatos también se creen inmortales, y por eso duermen tanto . Mi novio , que duerme siestas de cuatro horas , también se cree inmortal. Que suerte para el , aunque no creo que evolucione más que un perro…



¿ Cómo puede ser que la vida se termine?

A diferencia de los despreocupados animales, los humanos vivimos rodeados en la incógnita de cómo puede ser que la vida se termine. ¡Cuesta tantos años prepararse, estudiar, aprender, crecer, bañarse y peinarse aprender idiomas y llevarse bien con los suegros! ¿Y todo eso para que de golpe todo se esfume en un segundo? ¡Es como una broma de mal gusto! ¡El destino humano es casi el mismo de una torta de casamiento, llena de chantilly, merengues y confites, que lleva tres días armar para que los invitados se la coman en cinco minutos!¿Tendrán los reposteros y pasteleros de tortas de bodas de tres pisos mayor aceptación de la muerte?El escritor Alfredo Bioy Casares, en una de sus ultimas entrevistas – estaba tan viejito y flaco que apenas podía caminar – dijo que toda su extensa y exitosa vida – casado con escritora famosa, con amoríos paralelos, vida de rico y fama de gran escritor – le resultaba poca . Y que si pudiera pedir algo sería dos vidas más, no una.Lo mismo dijeron en una entrevista los setentones actores italianos Vittorio Gasman y Marcello Mastronianni. Coincidieron en que les gustaría recibir el don de una segunda vida, conservando el recuerdo de la primera, claro. Porque si no…¿para qué?.Creo que fue el mismo Bioy quien dijo “vida, no deberías empezar. Pero ya que empezaste, no deberías terminar”.Woody Allen , quien más ha tratado este tema de la súbita desaparición de la vida, dice que él no está obsesionado con la muerte, sino que la menciona más que otros. Dice que la muerte no es del todo mala, porque es una de las pocas actividades que puedes hacer acostado. Hay peores cosas que la muerte, afirma él , “si pasaste una tarde con un vendedor de seguros sabes exactamente a que me refiero” . El cree que la clave es no pensar en la muerte como un final, sino como la manera más efectiva de achicar tus gastos. La muerte ajena nos fascina por el alivio de saber que uno no está en peligro. Es por eso que todos bajan riendo de la Montaña Rusa en el Parque de Divresiones, felices al sentir: “ Tuve suerte: esta vez no me maté” .En verdad, la muerte no es tan terrible. No hay nada tan seguro y natural como morirse. Si es algo que naturalmente nos pasa a todos y cada uno de nosotros, ¿ por qué llorar? ¿No se dice que los muertos van a un sitio mejor que este, donde no hacen falta ventiladores, bolsas de agua caliente ni aspirinas? ¿Por qué llorar a un muerto, si ese será exactamente nuestro mismo destino? ¿Acaso él llorará por ti? ¿Por qué hacer algo por alguien si el otro no piensa devolverte el gesto? En verdad, se dice que no lloramos al muerto, si no que lloramos por nosotros mismos, por autocompasión, porque nos damos pena sin esa persona. Si uno fuera honesto, tendría que decir “ No lloro por él. A él se le terminaron todos los problemas. ¡Lloro por mi, que me los dejó todos juntos!”.¿Por qué tenerle miedo a algo absolutamente inevitable?Tales, el griego del teorema, decía que " No existe diferencia entre la vida y la muerte. “ ¿Por qué no te mueres, entonces?”, le preguntaron.” Justamente, porque no hay diferencia alguna” , respondió .Es cierto que aquello de haber desayunado con alguien que a la tarde ha muerto es realmente inexplicable. Pero tampoco requiere demasiadas explicaciones. La muerte no es triste ni alegre, no es aburrida ni divertida , simplemente es. Decir que es mala es un juicio de valor. Si decimos que la muerte es mala …¿ lo es, comparada con qué?En la película “ La Ultima Noche de Boris Gruschenko” ( " Love and Death") , de Woody Allen, Sonia ve a Boris por la ventana y le dice :- ¡Boris! ¿Cómo estás?- ¡Muerto!- ¿Y como es la muerte?- ¿Como es? Mmmm…¿ Recuerdas el pollo del restaurante de Tresky?”- Si …- Bueno …¡ es peor!La vida es banal y misteriosa. Banal, como cuando te das cuenta de que otra vez perdiste las llaves. Misteriosa , como cuando no tenés idea de adónde habrás dejado las llaves . La muerte es parte de la vida, y como la vida, es banal y misteriosa al mismo tiempo. En realidad , la muerte se hace la misteriosa, pero en verdad es más banal que la vida. Porque la vida es algo que sucede sólo si tienes a mano agua, alimentos, abrigo, vacunas, desinfectantes , torniquetes, antidepresivos y antibióticos , y tus padres se emborracharon lo suficiente como para no tenerse mucho asco mientras tenían sexo. Como ves, es rarísimo que hayas nacido y más raro que hayas sobrevivido.En cambio, la muerte es bien económica: sucede aún cuando no tienes antibióticos . Y sucede aún más pronto si no tienes antibióticos.Además, si te gusta dormir, la muerte no es más que una siesta sin pesadillas, un largo sueño del que no tienen que levantarte para hacer pis. Estar vivo es algo que le pasa solamente a uno en dos mil millones. Si estás leyendo esto, ya eres un privilegiado: sobreviviste todos estos años a los enchufes, los escorpiones, al yogur vencido y a los conductores de ómnibus mal dormidos. Piensa en la suerte que tienes: mucha gente murió antes de que este blog fuera publicado…¡y eso sí que es una tragedia!

1 comentario:

Lic. Liliana Reich dijo...

No quiero monopolizar, pero no solo es de lo mejor que has escrito, es de lo mejor que he leido! Te felicito sinceramente.
Muero de envidia ! Como no se me ocurrio?
Liliana Reich